info@www.clinicabandama.com Correo electrónico
928 350 050 - 054 Cita Previa

Noticias

Los datos avalan que el aislamiento por el covid ha empeorado la salud mental

Durante el confinamiento aumenta la población con síntomas de depresión y malestar emocional

*Por Luis Fernando Cárdenes. 
La Conselleria de Salut de la Generalitat catalana ha publicado un estudio que establece que el confinamiento sufrido por causa de la enfermedad del covid-19 empeora la salud mental y aumenta el sedentarismo. Los datos recabados entre más de 37 mil personas reflejan que se ha triplicado, durante el confinamiento, el porcentaje de población con sintomatología de depresión y malestar emocional.
Siempre según este informe publicado por Europa Press, el grupo más afectado es el que va de los 16 a los 44 años. El sedentarismo también aumenta en un 15 por ciento, con dos horas más al día inactivos.
Aún estando plenamente justificado el aislamiento con el fin de minimizar la posibilidad de contagio del virus del covid-19, como psiquiatra no puedo por menos que reiterar que -como idea central de la salud pública- la salud mental de la población y la calidad de vida de las personas, son el objeto de nuestra labor.
Por eso, quiero reflexionar en estas líneas sobre la necesidad de tener muy en cuenta la salud mental en todas las decisiones que tomemos los profesionales y las autoridades. Esta pandemia está teniendo efectos demoledores en todos los ámbitos: decenas miles de muertos, familias rotas por el dolor de la pérdida, la economía en una crisis casi sin precedentes…
Pero, también, en un ámbito más individual, más íntimo, la soledad, el aislamiento, el miedo, la depresión, el sedentarismo, están teniendo una incidencia clara en nuestra población: tanto en la que ya presenta patologías mentales o deterioro cognitivo por la edad, como también entre las personas totalmente sanas que -hasta la llegada del covid- tenían una vida que podemos calificar de normalizada y plenamente integrada, y comienzan a presentar descompensaciones psicopatológicas de su enfermedad de base o procesos adaptativos.
Las consecuencias del impacto en la salud mental de todo este proceso de la pandemia créanme que las veremos. Los profesionales de la salud mental sabíamos que el aislamiento, la soledad y el sedentarismo tienen un impacto importante en el equilibrio personal y pueden dar lugar a cuadros de ansiedad y depresión, entre otros problemas. Los datos empiezan a respaldar esta idea.
Creo que en esta situación excepcional a menudo hemos ido por detrás de los acontecimientos, con los brotes, los medios a disposición de los facultativos, la sobrecarga del sistema de salud… ahora viendo todas estas señales de alarma sobre la salud mental de la población, tenemos la oportunidad de empezar a trabajar antes de que los problemas se hagan más evidentes y las consecuencias sean aún peores.
En el ámbito de nuestra responsabilidad, quizás deberíamos empezar a plantear la necesidad de desarrollar programas de salud orientados a cuidar y prevenir problemas de salud mental de la población canaria como consecuencia de situaciones excepcionales como la que vivimos.
 
* Luis Fernando Cárdenes es psiquiatra y director médico de Clínica Bandama.

Compartir

Deja una respuesta